Visítanos en FACEBOOK
 
Últimas Noticias
 
AVES MARINAS INVERNANTES
04/01/2018

Colimbo ártico (Gavia arctica). Ilustración de Encarna González.

Procedentes de la Europa más septentrional y huyendo de los rigores polares, han vuelto al refugio que hoy forma parte de una Reserva Ornitológica, las aves marinas que invernan en la bahía de A Lanzada.

Una de sus aves más emblemáticas son los colimbos. Los colimbos son míticos animales migradores procedentes del norte, entre los que destacan los colimbos grandes (Gavia immer), que desde Islandia donde nacen, todos los años se desplazan hasta aquí. y sus parientes los colimbos árticos (Gavia arctica), también  habituales en la bahía aunque en número más reducido.

Los negrones comunes (Melanitta nigra), que se mueven en grupo, son extraños patos negros, zambullidores y exclusivamente marinos. También invernan en A Lanzada.

Otras migradoras que pasan el invierno en el litoral gallego y que a menudo se ven desde tierra alimentándose, son los alcatraces atlánticos (Morus bassanus). Grandes y blancos, pescan realizando impresionantes zambullidas desde dos 40m de altura, plegando sus alas en forma de flecha para introducirse verticalmente en el mar.

Las alcas (Alca torda), son los “pingüinos” del hemisferio norte. Tienen tamaño medio, son de color blanco y negro contrastado y para alimentarse bucean batiendo las alas.

Los charranes patinegros (Sterna sandvicensis), también llamados golondrinas de mar por su vuelo errático, son aves esbeltas y muy ágiles. Atraen la atención por sus insistentes llamadas mientras vuelan (Keríííckkk, Keríííckkk…), o por los picados alegres que realizan para atrapar pececillos.

Con un poco de suerte también podremos observar cruzando la bahía algún págalo grande (Stercorarius skua). Ave rapaz de alta mar, que acosa a otras marinas para robarles su comida.

Aunque no son muy frecuentes en A Lanzada, sí es posible ver zampullínes cuellinegros (Podices nigricollis), entre el vaivén de las olas.

Y donde el agua sea protagonista, nunca faltarán cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), sobre todo secando sus alas al sol.

.En cuanto a la familia de las gaviotas, en la bahía tenemos gaviotas sombrías (Larus fuscus), gaviotas reidoras (Larus ridibundus), gaviones atlánticos (Larus marinus) y preciosas gaviotas cabecinegras (Larus melanocephalus).

Como es evidente, en esta época veremos también aves costeras residentes: gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) y los cada vez más escasos cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis), que pueden agruparse en nutridas balsas para pescar o descansar sobre las rocas.

Aunque no pertenecen al grupo de las marinas, por toda la costa pedregosa que rodea A Lanzada se refugian limícolas como vuelvepiedras (Arenaria interpres), correlimos tridácticos (Calidris alba), chorlitos grises (Pluvialis squatarola), chorlitejos grandes (Caradrius hiaticula)…. y aves zancudas como garzas reales (Ardea cinerea) y garcetas comunes (Egretta gazetta).

Es todo un espectáculo observar desde diferentes puntos del litoral como la playa de A Lanzada, el mirador de Pantoeira, la costa de Area da Cruz o punta Baleira, las aves marinas que pasan el invierno en la bahía de A Lanzada.

 
Añadir a: Yahoo Añadir a: Google Añadir a: Facebook Añadir a: Twitter
Castellano
Galego
English