Noticias:

El Cuco común (Cuculus canorus).

Cuco común ( Cuculus canorus). Ilustración: Encarna González.


“Cuando el cuco llega, entonces es primavera; si el cuco aún no llegó, es que la primavera no comenzó”.

El canto del cuco es uno de los sonidos más enigmáticos y profundos de la naturaleza. Cada día más difícil de oír, siempre ha sido un signo de la llegada de la primavera. Pocas personas lo han visto porque es solitario y discreto. Tiene tamaño medio, esbelta silueta y cola y alas largas. De color gris por las partes superiores y blanco finamente barrado por las inferiores. La hembra puede ser grisácea como el macho o rojiza, menos frecuente. Los jóvenes se asemejan a las hembras rojizas, pero con plumas escamadas y mancha blanca en la nuca. En vuelo podría confundirse con el Gavilán común, pero las alas puntiagudas del cuco, en posición baja y la cabeza levantada lo diferencian. Vuelan a poca altura, de forma pesada, directa y rápida, con profundos aleteos

La llamada del macho, que se oye a gran distancia y que emite entre abril y junio cuando ha regresado del África tropical, es un sonido conocido por todos. Suele cantar desde un posadero al descubierto, como la copa de un árbol o un cable: “cuc-cu, cuc-cu, cuc-cu”.

Se alimentan en el suelo fundamentalmente de orugas grandes peludas y tóxica para otras aves, como la procesionaria del pino, por lo que actúan como controladores de plagas forestales, además consume otros insectos, lombrices y pequeños vertebrados.

Pueden observarse en toda clase de zonas boscosas o monte bajo, pero prefiere lindes de campiñas con bosquetes de caducifolios, aunque la abundancia de especies huésped en tierras altas, praderas, carrizales, humedales con arbustos dispersos o cerca de cursos de agua, lo atrae también a estos hábitats.

De hábitos reproductores basados en el parasitismo: no hace nido, ni cría a pollos, sino que ponen un único huevo en el nido de otras aves. Hay más de 100 especies parasitadas en Europa, las más comunes: Acentor común, Carricero común, Lavandera blanca, Petirrojo común, Bisbita común o Colirrojo real. Cada familia se especializa en una especie cuyos huevos se parecen al suyo propio. Entre mayo y junio la hembra deposita hasta 25 huevos en 25 nidos. El pollo de cuco recién nacido arroja los otros huevos o a las crías del nido y es alimentado por los padres adoptivos, duplicando pronto el tamaño de sus progenitores. Hecho documentado en 1778 por el médico descubridor de la vacuna contra la viruela Edward Jenner. 

A nivel mundial se reproducen en Europa, norte de África y norte de Asia e invernan respectivamente en el África subtropical y meridional y Asia subtropical.

En España es un ave estival que ocupa casi todo el territorio, siendo más frecuente en el norte y las montañas. Evita la alta montaña, estepas cerealistas, parajes subdesérticos o sectores muy urbanizados. Falta como reproductor en Canarias y Melilla. Como especie migradora, pasa los inviernos en zonas tropicales o subtropicales de África, pasando entre agosto y septiembre y regresando mayoritariamente en abril.

El cuco también está presente en la Reserva Ornitológica de SEO/BirdLife de O Grove y aunque tiene una disminución fuerte en Galicia, todavía algunos cucos llegan al municipio y se extienden por toda la Siradella y zonas arboladas de San Vicente.

Enviada en 04/05/2021 - Leer entrada completa

AVES DE ÁFRICA EN LA RESERVA

Tortola europea (Sterptopelia turtur).


Ahora que estamos en primavera y el tiempo más suave nos permite salir, vamos a disfrutar de aves que vienen del continente africano y llegan a la Reserva Ornitológica de SEO/BirdLife do O Grove para nidificar.

Sólo hay que agudizar los sentidos, principalmente el oído y la vista y si es posible llevar unos prismáticos y una sencilla guía de aves.

En nuestro municipio podremos disfrutar de las golondrinas comunes, aves cantarinas que desde un cable o mientras vuelan, parlotean. Nidifican en aldeas mecas como San Vicente do Grove, y se mueven para alimentarse por el istmo o la playa de A Lanzada, la laguna de A Bodeira, etc. 

Pronto llegarán también los vencejos comunes, más urbanos que las golondrinas, y que hacen los nidos bajos las tejas de las casas o en las ranuras de sus fachadas. Sus llamadas: “ci-riiii”, y sus vuelos rápidos por calles y plazas alegran los atardeceres estivales.

Por las zonas rurales también se puede ver la “exótica” abubilla común, de color canela, blanco y negro,  único penacho y largo pico. Su canto es un característico: “bu-bu-bu-bu”.  Y si oímos un arrullo aterciopelado que sale de terrenos arbolados abiertos: “turr-turrr-turrr-turrrrrr”, es que ha regresado del África tropical la cada vez más escasa tórtola europea anunciando la llegada del buen tiempo.

En las zonas palustres del municipio, los carriceros comunes alegran las mañanas con notas repetitivas desde los bosques de tallos: “tiri-tiri-tiri, tier-tier-tier, zec-zec-zec…”. Podremos oírlos en la laguna de A Bodeira o desde los humedales del tómbolo de A Lanzada.

Las lavanderas boyeras son aves estivales fáciesl de identificar por ser lavanderas amarillas, ligadas a terrenos llanos, abiertos y húmedos. Tiene un reclamo agradable: “tsi-i”. Se puede observar en la duna de A Lanzada

Los zarceros políglotas de color amarillo se mueven por cualquier terreno semiabierto con árboles dispersos ligados al agua. Tienen un canto largo que empieza de forma tranquila:”trrri-trrri”, seguida de una apresurada melodía.

También hay aves nocturnas que vienen del continente vecino: los chotacabras europeos,  crepusculares y nocturnos, difíciles de observar, pero más fáciles de oír, ya que a partir de abril emiten un ronroneo mecánico con cambios de marcha y algunas pausas cortas que pueden durar horas: “PRRRR-rrrrrr-RRRR-rrrrr…”, parecido al lejano sonido de un motor. Frecuentan zonas abiertas con arbolado disperso o lindes de bosques, ya sean bosques mixtos o pinares abiertos del municipio Meco.

El autillo europeo es un buhíto que se camufla muy bien con la corteza de los árboles, pero que se detectan en arboledas en las noches primaverales por su persistente llamada, aflautada y de largo alcance: “piuu-piuu-piuu”, repartido a intervalos de 2-3 segundos y que puede repetir durante horas. El monte Siradella o los pinares de la isla de A Toxa son ideales para escucharlos en los meses primaverales.

Enviada en 19/04/2021 - Leer entrada completa

PÍLLARAS DAS DUNAS 2021


Chorlitejo patinegro. O Grove.  27/03/2021. G Ferreiro.

En el mes de marzo hemos comenzado con el control de playas de la Reserva Ornitológica de SEO/BirdLife de O Grove, donde nidifican los Chorlitejos patinegros (Charadrius alexandrinus), o Píllara das dunas, especie vulnerable en Galicia.

Algunos chorlitejos ya han empezado a frecuentar los arenales en busca de sus lugares de reproducción, así durante marzo fueron vistos varios ejemplares anillados en esta playa y en otros arenales, pero que nidifican aquí. 

Otra buena noticia es que un polluelo nacido en 2020 en O Grove y anillado en agosto, fue visto el 10 de septiembre en la playa de Baldaio y el 6 de marzo en la playa de Traba, ambas de A Coruña.

Lo peor es que en estas fechas los arenales están llenas de perros, y es una época crítica, ya que los chorlitejos empiezan a buscar territorio donde anidar y si ven posibles depredadores (los canes), se estresan y pueden abandonar las playas, dejando de criar ese año.

Estos días ya fue avisada  la policía municipal que pilló a algunos dueños con perros en la playa. 

O Grove. 27/03/2021. G. Ferreiro.

También hace unos días hemos tenido la reunión del “Grupo Píllara”, grupo que se ocupan de la conservación del Chorlitejo patinegro en Galicia, y en la que hemos participado distintas asociaciones conservacionistas, Universidad de Santiago, concellos como el de O Grove, Carballo o Pobra do Caramiñal y el Servicio de Conservación da Natureza de Pontevedra, todo ello con la finalidad de coordinar en nuestra comunidad las actuaciones de la temporada que viene y facilitar que esta especie amenazada se reproduzca con éxito .

Enviada en 05/04/2021 - Leer entrada completa

RUTA DE LOS PASERIFORMES

Vamos a describir una pequeña ruta en la Reserva Ornitologica de O Grove, donde se pueden ver un número interesante de paseriformes, o lo que es lo mismo pajarillos cantores de percha.

La ruta es muy sencilla y fresca, y va por una senda rodeada de vegetación, árboles y arbustos asociados al agua, cerca de un regato que desemboca en la playa de A Lanzada.

El transecto se inicia en la carretera que se dirige a San Vicente de O Grove, frente al Campamento de verano de la Xunta, en un desvío a mano izquierda que discurre paralelo a la duna, desembocando en el lado norte de la playa.

Nada más comenzar la ruta podremos oír Pinzón vulgar que canta desde el otro lado de la carretera. Poco a poco iremos escuchando Mirlo común desde una rama alta, también algún bando de Estorninos negros que vuelan de un lado para otro. Además del Chochín común que desde la maraña baja del matorral entona su explosiva melodía.

Tampoco faltará la Curruca capirotada, de sonido musical que sale de lo más profundo de la espesura y con un poco de suerte tal vez cante la escasa Alondra totovía desde los pinos de la duna.

Además de Verderones, Pardillos, grupitos de Gorriones, Verdecillos, Petirrojos…, y los bonitos Jilgueros europeos que se mueven cerca del final del camino. 

Una vez llegados a la pasarela de la playa completaremos la lista con la Tarabilla común europea que destaca sobre lo alto de algún matorral, Paloma torcaz, Corneja negra o Gaviota patiamarilla que atraviesan el sistema dunar y hasta alguna Alondra común que canta a gran altura sobre la duna.

Mapa de la ruta.

Enviada en 18/03/2021 - Leer entrada completa

AVES Y FELICIDAD